Informe de la OMPI sobre blockchain y propiedad intelectual

Portugal Internacional

El informe de la OMPI aborda la transición a la cuarta revolución industrial y el uso de blockchain en relación con la propiedad intelectual

Informe de la OMPI sobre blockchain y propiedad intelectual
3 de mayo de 2022

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) es el organismo de las Naciones Unidas a cargo de servicios, políticas y cooperación e información en materia de propiedad intelectual. El pasado mes de marzo publicó un informe sobre casos de uso de tecnologías de registro distribuido (blockchain) relacionados con la propiedad intelectual. La finalidad de este informe es ayudar en la toma de decisiones y la preparación de políticas estratégicas en la adopción de esta tecnología en casos de uso relacionados con la propiedad intelectual.

La primera y la segunda sección del informe arrojan luz sobre los avances tecnológicos y el impacto que están teniendo blockchain y otras tecnologías disruptivas, como pueden ser la inteligencia artificial o el internet de las cosas. Nuestro mundo está experimentando una rápida transformación en la forma de interactuar. El COVID-19, el auge del trabajo a distancia, la creciente importancia de los datos y la transición a la digitalización global de las cadenas de suministro son factores que requieren una acelerada transformación y adaptación digital. Blockchain es crucial para esta transición, ya que, según el informe, tiene un enorme potencial para proporcionar sistemas más flexibles, seguros y resistentes que pueden ser empleados para múltiples funciones.

Blockchain y propiedad intelectual

Por otro lado, en la tercera sección del informe se identifican casos de uso de blockchain relacionados con la propiedad intelectual, como son lograr una mayor eficiencia en los actuales registros de propiedad intelectual e industrial, la identidad digital, la trazabilidad del uso de marcas u otros signos distintivos, o la gestión de derechos de propiedad intelectual a través de contratos inteligentes. En este sentido, las aplicaciones de blockchain podrían ser útiles para probar el registro de la fecha y la propiedad en caso de presentar una solicitud de modelo de utilidad o de una patente. Además, en términos de registro, blockchain también podría ayudar a proporcionar pruebas durante el ciclo de solicitud, examen, oposición y cancelación. En las fases de gestión y comercialización, los registros de propiedad intelectual podrían permitir a los titulares de derechos agilizar las actividades de gestión con el fin de aumentar el valor de sus portfolios. Asimismo, los sistemas blockchain interoperables podrían facilitar la colaboración.

Las obras originales están experimentando numerosos cambios con el creciente mercado de los NFTs. Aunque no es necesario ningún registro o requisito formal para que estén protegidas, el informe hace hincapié en un posible registro voluntario para probar su autoría o propiedad. Por otra parte, blockchain también podría facilitar el cálculo de los derechos de autor y su distribución, así como mejorar la automatización de los sistemas utilizados por las organizaciones de gestión colectiva. Además, las soluciones de contratos inteligentes podrían proporcionar patrones adicionales para la concesión de licencias individuales y colectivas.

Por otro lado, la tecnología blockchain puede ofrecer soluciones eficaces para proteger datos. Por ejemplo, la tokenización podría garantizar que los conjuntos de datos y sus propietarios estén claramente identificados y, al mismo tiempo, permanezcan confidenciales, de manera que solo los usuarios autorizados puedan hacer uso de los datos en cuestión.

Estándares, gobernanza, normativa y colaboración

En su última sección, el informe destaca las principales consideraciones que las partes interesadas en la propiedad intelectual y las oficinas podrían tener en cuenta en la adopción de la tecnología blockchain dentro de los ecosistemas de propiedad intelectual. Estas consideraciones se plantean desde cuatro perspectivas: los estándares técnicos, la gobernanza de la cadena de bloques, los marcos normativos y la colaboración y la capacidad.

La interoperabilidad es crucial para que la tecnología blockchain despliegue todo su potencial en el contexto de la propiedad intelectual. Para que la interoperabilidad sea posible, el primer pilar es desarrollar estándares técnicos comunes. Hoy en día existen ciertas iniciativas de estandarización, como Hyperledger o Ethereum Foundation. Sin embargo, las especificaciones técnicas de organismos internacionales como la Unión Internacional de Telecomunicaciones y la Organización Internacional de Normalización son fundamentales para abordar la interoperabilidad de los sistemas.

El marco de gobernanza de una cadena de bloques para tener éxito debe representar un equilibrio de intereses de las diferentes partes interesadas. Por lo tanto, debe establecerse antes de lanzar cualquier solución basada en la tecnología blockchain, pero también debe ser lo suficientemente flexible como para incorporar desarrollos técnicos que representen las nuevas necesidades de las partes interesadas. Así mismo, debido a que los ecosistemas de propiedad intelectual probablemente sean multijurisdiccionales, estos deberán evitar posibles incumplimientos normativos. El informe sugiere que el análisis de las estructuras de gobernanza puede ser útil para identificar prácticas comunes y desarrollar principios rectores y prácticas comunes.

A la hora de promulgar marcos legales y regulatorios, el informe identifica tres retos principales que dependen de la naturaleza de la propia blockchain a los que las autoridades competentes se entrentan. La primera cuestión es la descentralización. La ausencia de un organismo central puede ser una preocupación a la hora de determinar la responsabilidad y la rendición de cuentas. En segundo lugar, el seudonimato y el anonimato pueden dificultar saber quién utiliza la plataforma y con qué propósito. La tercera característica que presenta complejidades jurídicas es la dimensión mutijurisdiccional, ya que una blockchain puede estar conectada a distintos ordenamientos jurídicos con enfoques diferentes.

Por último, el informe concluye que las oficinas de Propiedad Intelectual y otras instituciones deben evaluar sus capacidades y su grado de preparación para la tecnología blockchain y explorar y determinar su impacto para ayudar a las personas y entidades en su acercamiento a estos sistemas. Estas colaboraciones también podrían dar lugar al desarrollo de nuevas normas por parte de la OMPI para garantizar la interoperabilidad entre las diferentes aplicaciones.

3 de mayo de 2022