Consulta pública para actualizar la normativa de Protección de Datos en Argentina

Internacional
Argentina abre una consulta pública sobre la propuesta de anteproyecto de Ley de Protección de Datos Personales 
Consulta pública para actualizar la normativa de Protección de Datos en Argentina
26 de septiembre de 2022

La Agencia de Acceso a la Información Pública de Argentina (“AAIP”), mediante su Resolución AAIP 119/2022, ha dado inicio al procedimiento de consulta pública sobre la propuesta de actualización de Ley 25.326 de Protección de Datos Personales, que estará abierto hasta el 30 de septiembre de 2022. De este modo, toda persona física o jurídica, pública o privada, que invoque un derecho o interés podrá presentar propuestas y opiniones sobre la propuesta de anteproyecto de Ley de Protección de Datos Personales.

La propuesta de anteproyecto tiene como objetivo actualizar la legislación argentina en materia de datos personales, que cuenta con 22 años de vigencia y no ha sido adaptada a los retos legislativos que plantean la sociedad de la información, la economía digital y las transformaciones tecnológicas. Con esta nueva regulación se pretende un acercamiento a los estándares internacionales en materia de protección de datos personales con el objetivo de “fortalecer una estrategia global de regulación”.

En este sentido, la AAIP ha hecho pública cuál ha sido la normativa internacional en materia de protección de datos personales que se ha tomado como referencia para la redacción de la nueva propuesta legislativa, entre la que destaca, en particular, el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea. Entre la normativa de referencia también se encuentra la actual ley argentina en la materia, el proyecto de reforma de 2018, la Ley 27.483 de aprobación del Convenio 108 del Consejo de Europa para la protección de las personas con respecto al tratamiento automatizado de datos de carácter personal, los estándares de protección de datos personales de la Red Iberoamericana de Protección de Datos (RIPD), los principios sobre privacidad y protección de datos personales con anotaciones de la OEA, las recomendaciones sobre la ética de la Inteligencia Artificial de la UNESCO, y las leyes sobre la materia de Brasil y Ecuador.

El anteproyecto, conformado por 11 capítulos y 76 artículos, prevé ser de aplicación cuando el responsable del tratramiento de los datos se encuentre establecido en el territorio de Argentina, o bien, cuando este no se encuentre en territorio argentino, cumpla alguno de los siguientes requisitos:

(i) Realiza tratamiento de datos en el territorio de la República Argentina mediante cualquier medio o procedimiento, físico o electrónico, que le permite recolectar, usar, almacenar, indexar o tratar información de personas que se encuentren en dicho territorio.

(ii) Efectúa actividades de tratamiento relacionadas con: la oferta de bienes o servicios a personas que se encuentren en el territorio de la República Argentina; o, el perfilamiento, seguimiento o control de los actos, comportamientos o intereses de dichas personas.

(iii) Se encuentra establecido en un lugar al que se aplica la legislación de la República Argentina en virtud del derecho internacional o contractual.

Por lo que a contenido se refiere, en su articulado se regulan los principios a tener en cuenta en el tratamiento de datos –a saber, el principio de licitud, lealtad y transparencia, de finalidad, de minimización de datos, de exactitud, de conservación, el de responsabilidad proactiva y demostrada, el de seguridad de los datos personales y el deber de confidencialidad–; las bases legales para el tratamiento de datos y la regulación del consentimiento, su revocación y la información al titular de datos; los derechos de los interesados, como los derechos al acceso, rectificación, oposición, supresión y portabilidad; y las obligaciones de los responsables y encargados del tratamiento, entre las que figura la necesidad de adoptar políticas de tratamiento. Se contempla asimismo la creación del Registro Nacional para la Protección de datos.

Los extremos de esta regulación, no obstante, deberán acabarse de concretar en los próximos meses, para lo que el trámite de consulta pública que recoja las opiniones de las partes interesadas será de especial relevancia. 

26 de septiembre de 2022